Zona Centro
Zona Cataluña
Zona Norte

Cómo realizar diagonales correctamente en el esquí

Encuentra las mejores ofertas para esquiar en Nieveplus

    • DESTINOS
    • CIUDADES




ACEPTAR

Aprender a hacer diagonales es fundamental para el esquiador debutante. Una diagonal permite descender sin apuros una pendiente larga o pronunciada.La diagonal se realiza deslizándose con los esquís haciendo un ángulo con respecto a la línea de máxima pendiente.

como realizar diagonales esquiando

El ángulo que formen los esquís con esta línea determinará la velocidad del esquiador. Así, podrán realizarse largas travesías y descensos simplemente haciendo largas diagonales, en las que el giro servirá para enlazar una diagonal con otra.

Recordar que el ángulo de la diagonal controlará la velocidad y la dirección, por lo que un ángulo casi perpendicular con la pendiente representará poca velocidad y dificultades de avance. Cuanto más empinada sea la diagonal, más velocidad y mayor distancia se recorrerá.

Para desarrollar una buena diagonal, la posición de los esquís debe ser la de paralelo y anteados a la pendiente. Si están bien canteados, el esquí que mira al valle morderá la nieve mientras que el esquí que mira al monte ayudará a mantener el equilibrio. Evidentemente, para que el esquí que mira al valle muerda la nieve, el peso del esquiador deberá recaer en este, con las caderas y las rodillas metidas hacia el monte. Esta posición hará que el tronco se incline hacia el valle de una forma poco natural, ya que la tendencia normal del debutante no es precisamente la de inclinarse hacia el valle.

Pero no hay que preocuparse si el tronco está inclinado hacia afuera, el peso del cuerpo recaerá sobre el esquí que mira al valle y, por tanto, se conseguirá un buen canteo y una buena estabilidad. Frecuentemente los esquiadores debutantes cometen el error de no inclinar las rodillas y caderas hacia el monte y el tronco hacia el valle, lo cual les impide un buen canteo, derraparán y no podrán controlar ni la dirección ni la velocidad. Por otra parte, si se inclina el tronco hacia el monte lo único que se conseguirá será derrapar o caer.

Las diagonales deben adaptarse al terreno por el cual se esquía. Si estamos en nieve profunda, deberá cantearse menos y repartir el peso del cuerpo en ambos esquís. Si por el contrario se está esquiando sobre nieve dura o hielo, deberemos incrementar mucho más el canteo, exagerando la angulación del cuerpo.

Para parar en una diagonal simplemente hay que poner los esquís de forma perpendicular a la línea de máxima pendiente. Una forma sencilla de frenar consiste en abrir una cuña con el esquí que mira al valle apuntando con la espátula un poco al monte. Si se presiona con este esquí se notará que se va girando hasta alcanzar la máxima pendiente. En este momento, se recoge el esquí que mira al monte y se finaliza con los esquís paralelos atravesados a la máxima pendiente.

¿Ya sabes como realizar diagonales correctamente en el esquí?

Cómo realizar diagonales correctamente en el esquí
Valora esta sección
Presupuestos